Recortes en el metro de Madrid: un nuevo paso en la dirección equivocada

julio 4, 2022
Aludiendo al aumento en el precio de la energía y la necesidad de reducir gastos, el Gobierno de la Comunidad de Madrid decidió el pasado mes de abril reducir la frecuencia de los convoyes del suburbano madrileño.
Gran Via Metro Madrid

Nos habíamos olvidado de ellas, pero algunas escenas del pasado vuelven a ser cada vez más frecuentes en el Metro de Madrid: largas esperas entre trenes, andenes abarrotados, incrementos notables del tiempo de los desplazamientos, hartazgo de las personas usuarias,… ¿La razón? Aludiendo al aumento en el precio de la energía y la necesidad de reducir gastos, el Gobierno de la Comunidad de Madrid decidió el pasado mes de abril reducir la frecuencia de los convoyes del suburbano madrileño.

Los recortes varían en función de las franjas horarias. Por ejemplo, entre las 7.00 horas y las 9.30, uno de los cuatro tramos considerados hora punta, circulan 15 trenes menos que antes, según la plataforma sindical EMT. Entre las 9.30 y las 14.00 (horario valle), se registran 42 convoyes menos. Entre las 15.00 y las 16.00, el recorte es de 36. Y entre las 17.00 y las 18.00 la reducción de frecuencias aumenta con 55 trenes menos que antes. Resumiendo, el Gobierno regional ha reducido un 4% el servicio cuando arranca la jornada laboral, y del 10% en el conjunto del día.

El impacto de las medidas propuestas se ha hecho notar de manera ostensible durante las últimas semanas. Los tiempos medios de espera han aumentado considerablemente, llegando incluso a entre 6 y 8 minutos en momentos concretos de hora punta, especialmente en los momentos de salida de los trabajos durante la tarde. Por otro lado, los tiempos medios de los desplazamientos, sobre todo aquellos con algún trasbordo y en determinadas líneas con recortes superiores en el servicio, se han disparado.

Ante esta realidad, un amplio y diverso número de actores -partidos políticos, sindicatos, organizaciones de usuarias y consumidoras, etc.- ha puesto de manifiesto su malestar contra esta medida. En opinión de estas entidades, la contracción del transporte público incentivará el uso del vehículo privado en la ciudad y, por tanto, el aumento de los niveles de contaminación atmosférica, de las emisiones de gases de efecto invernadero, así como la dependencia de los combustibles fósiles, incidiendo además en el debilitamiento de las economías de hogares vulnerables ante el aumento del precio del combustible.

Buena parte del malestar causado por esta medida radica, por otro lado, en la incoherencia entre el discurso y las acciones del ejecutivo regional madrileño. En efecto, según la Comunidad de Madrid, su factura de la luz ha pasado de 3,4 millones en 2021 a 12,2 en 2022. Una diferencia de 8,8 millones que justifica, según el Gobierno autonómico, el recorte en las frecuencias del Metro, servicio utilizado por 1,4 millones de personas a diario.

Sin embargo, en diciembre de 2021 el mismo Gobierno aprobó una bajada de impuestos que suponía una disminución de la recaudación de 334 millones de euros. Algo que numerosas voces han tachado de incoherencia. De la misma forma que la inversión de decenas de millones de euros en la ampliación (por ejemplo de la M607, donde se invertirán 29 millones de euros para ampliar 7,3 km.) o el desdoblamiento (por ejemplo de la M600, proyecto cuyo coste es desconocido) de carreteras regionales que tendrán graves impactos sobre territorios de alto valor ambiental, así como incentivarán enormemente el uso del vehículo privado.

Mientras en diferentes países de la Unión Europea se ponen en marcha medidas de fortalecimiento del transporte público con el objetivo de reducir el consumo de combustible y, de paso, mejorar la sostenibilidad de la movilidad, la Comunidad de Madrid apuesta por el camino contrario. La ciudadanía observa con sorpresa esta decisión del ejecutivo madrileño y reclama medidas para mejorar sus rutinas diarias en lo que se refiere a la movilidad. Unas rutinas que, ante la reducción del número de trenes, vuelven a ser más incómodas, menos eficientes y amenazan con hacer volver al vehículo privado a mucha gente.

CONTACTO

Pablo Muñoz

Co-coordinador del área de Transporte de Ecologistas en Acción

transporte@ecologistasenaccion.org

 

Carmen Duce

Coordinadora de la campaña Clean Cities en España

carmen.duce@cleancitiescampaign.org

 

other news
REGÍSTRATE PARA RECIBIR LAS ÚLTIMAS NOTICIAS
La campaña Clean Cities usará los datos de contacto que nos facilites para enviarte información sobre dicha campaña. Puedes cancelar tu suscripción en cualquier momento.